martes, 9 de noviembre de 2010

El Misterio que es Dios Revelado

"Los que sabemos bien que el Salvador no dice nada de una manera puramente humana, sino que enseña a sus discípulos todas las cosas con una sabiduría divina y llena de misterios, no hemos de escuchar sus palabras con un oído carnal, sino que, con un religioso estudio e inteligencia, hemos de intentar encontrar y comprender su sentido escondido. En efecto, lo que el mismo Señor parece haber expuesto con toda simplicidad a sus discípulos no requiere menos atención que lo que les enseñaba en enigmas; y aun ahora nos encontramos con que requieren un estudio más detenido, debido a que hay en sus palabras una plenitud de sentido que sobrepasa nuestra inteligencia... Lo que tiene más importancia para el fin mismo de nuestra salvación, está como protegido por el envoltorio de su sentido profundo, maravilloso y celestial, y no conviene recibirlo en nuestros oídos de cualquier manera, sino que hay que penetrar con la mente hasta el mismo espiritu del Salvador y hasta lo secreto de su mente... " (Clemente de Alejandría, Quis dives salvetur 5, 2-4)

Leyendo la estupenda entrada "El Simbolismo de la Zarza y el Fuego" del P. Javier Sánchez en su blog, Corazón eucarístico de Jesús. El Sagrario, no pude menos que acordarme de dos citas. La primera es la de Clemente de Alejandría. En ella nos encontramos con la evidencia del Misterio y de su inmensa profundidad.

No deberíamos dejar pasar la oportunidad de penetrar en Tierra Sagrada, descalzarnos y adorar de rodillas a Dios revelado ante nosotros. La revelación de Dios es como un regalo... está envuelto y solo si nos atrevemos a abrir el paquete, podremos admirar todo lo que contiene. Pero hay que abrir el paquete con humildad y sabiendo que si podemos hacerlo, es por Don de Dios mismo.

También vino a mi mente este breve pasaje del catecismo:

En María, el Espíritu Santo manifiesta al Hijo del Padre hecho Hijo de la Virgen. Ella es la zarza ardiente de la teofanía definitiva: llena del Espíritu Santo, presenta al Verbo en la humildad de su carne dándolo a conocer a los pobres (cf. Lc 2, 15-19) y a las primicias de las naciones (cf. Mt 2, 11). (Catecismo Nº 724)


Cuanta profundidad y cuanto amor de Dios concentrado y donado a nosotros.

--oOo--

Señora, Madre de Dios y Madre nuestra
ayúdanos a acercarnos a Tu hijo y 
a desear que Cristo nazca dentro nuestra.
Ruega por nosotros, Santa Madre
Solo con la gracia de Dios podemos acercarnos
al Misterio que es Dios mismo.
Amén

4 comentarios:

Alonso Gracián dijo...

Dices muy bien:

"Pero hay que abrir el paquete con humildad y sabiendo que si podemos hacerlo, es por Don de Dios mismo".

Y yo añadiría, si me permites:

si podemos abrirlo es por el mérito de Cristo.

Pues todo don de Dios nos llega en virtud de los mérito del Señor. Con fuerzas humanas y naturales jamás podríamos hacerlo.

De aquí que sin fe sea imposible agradar a Dios, porque sólo cuando por fe y en la Gracia se nos imputa el mérito del Señor podemos acceder a su Palabra.

Un saludo en Cristo, dese María.

Miserere mei Domine dijo...

Completamente de acuerdo Alonso. Sin Cristo la Vida no sería un Camino a la Verdad... y la Fe carecería de sentido.

Un abrazo :)

Sahaquiel dijo...

Precioso el fragmento de Clemente de Alejandría -autor al que me gustaría leer en algún momento-, al igual que tu oportuna reflexión, te lo agradezco.

No es partiendo de la inefabilidad como es posible alcanzar al Absoluto. Si bien la forma más adecuada para hablar de Él es la "via negationis", es su Revelación la que lo pone en relación a las criaturas. Es por sus Nombres y sus Atributos y por el Hijo como podemos encontrar, a través del amor y la fe, la vía para regresar hasta el seno de nuestro Padre.

Un abrazo.

Miserere mei Domine dijo...

Me alegra leerte Sahaquiel :)

Clemente de Alejandría en mucho Clemente. Conviene leerlo y meditarlo con tranquilidad para no terminar saturado. Cuando te atrevas con el, encontrarás un alma que busca la Verdad con pasos firmes y directos. Seguro que te inspira entrar en su Stromata o en cualquiera de sus otras obras.

Coindico contigo, la "via negationis" es la vía de la humildad frente a lo inabarcable e imposible de poseer. Que la Verdad sea Quien nos posea a nosotros. La analogía es el único factor por el que podemos acceder a la proporción.

Un abrazo fraterno :)

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...